Homicidio Imprudencial

Compensación completa por la muerte de su ser querido

La muerte de un ser querido acarrea una honda tristeza emocional así como graves pérdidas financieras para el cónyuge, hijos y/o familiares sobrevivientes. Cuando la muerte de un familiar es imprudencial, y por lo tanto, provocada por la negligencia de un tercero, el Despacho de Diana Santa María, P.A. hará todo el esfuerzo para ayudarle a obtener la cantidad completa compensable por daños y perjuicios por la pérdida de su ser querido.

Consulta gratuita y sin riesgo.
Contáctenos hoy mismo al (954) 434-1077, o Sin Costo al (800) 668-2156

Desde 1991, nuestros abogados de homicidio imprudencial en Fort Lauderdale han manejado demandas por accidentes fatales relacionadas con los siguientes eventos:

  • Accidentes en sitios en construcción: Accidentes de excavadora, caídas de andamio, accidentes de mezcladoras de cemento, accidentes de vehículos que pasan, locales peligrosos, accidentes de contratistas por alarmas para echarse en reversa defectuosas, exposición a químicos y otros…
  • Negligencia médica: Errores de cirugía, demora en diagnósticos, muerte en el parto, omisión en monitorear a los pacientes ocasionando pérdidas de vida innecesarias, prescripciones equivocadas o administración negligente de medicamentos provocando sobredosis; lesiones por extravasación, aplicación negligente de inyecciones, intramusculares o intravenosas; incendios en la sala de operaciones; y otros…
  • Accidentes automovilísticos: Accidentes vehiculares, choques en autopistas, choques en carreteras, conductores ebrios, accidentes de camión, accidentes de camiones de 18 ruedas, accidentes automovilísticos, y darse a la fuga después de un accidente; homicidio imprudencial, muerte de peatones causada por conductores negligentes y descuidados y otros…
  • Productos defectuosos: Omisión en proporcionar advertencias, instrucciones para armar inadecuadas, motores funcionando incorrectamente, enlatado inapropiado, comida venenosa, y envenenamiento por comida; omisión en proporcionar advertencias adecuadas en relación con químicos peligrosos; y otros…
  • Ahogamiento: Omisión en proporcionar supervisión, e iluminación, falta de mantenimiento en piscinas causando muertes y/o ahogamientos, omisión en colocar letreros de advertencia en piscinas, omisión en proporcionar equipo de seguridad adecuado, o brindar ayuda, omisión en proporcionar advertencias en lugares públicos para nadar, relacionadas con la corriente de resaca, la marea baja, omisión en colocar letreros de ¨no echar clavados¨ donde los clavados implican riesgos para la vida y miembros, omisión en proporcionar trampolines seguros; omisión en tener en tierra personal médico y equipo médico para brindar una pronta asistencia médica a nadadores en peligro en eventos de competencias como triatlones; omisión en implementar protocolos de rescate de emergencia para actividades relacionadas con la natación en eventos de competencia como triatlones.
  • Accidentes de navíos: Accidentes de barco, accidentes de moto acuática, caídas desde barcos, prácticas negligentes de navegación, y otros…
  • Responsabilidad de predios: Pisos resbalosos, pasillos irregulares, mal funcionamiento de escaleras eléctricas y de elevadores, escaleras o escalones defectuosos, y accidentes de tropezón por materiales en pisos, pasarelas y accesos defectuosos; delitos violentos incluyendo homicidios y muerte ocasionadas por la falta de o de inadecuada o negligente seguridad; ataques de perro o de otros animales violentos en lugares por una vigilancia deficiente de animales salvajes o peligrosos y otros…
  • Accidentes de avión: Desplomes de helicóptero, desastres de avión, aviones de carga, Boeing 747, y mal funcionamiento de las hélices del avión ocasionando accidentes y otros, provocando lesiones graves y/o muertes.
  • Daños y perjuicios: Daños económicos y no económicos, dolor y sufrimiento, pérdida de salarios, gastos médicos, pérdida de la capacidad para ganarse la vida, y las necesidades de los familiares dependientes sobrevivientes.

Consulta gratuita sin riesgo para usted.
Llame hoy mismo al (954) 434-1077, o Sin Costo (800) 668-2156

No todas las muertes se consideran imprudenciales, pero si usted pierde un ser querido por la negligencia de un tercero, esa pérdida no debe quedar sin compensación. Esas muertes deben ser evaluadas por nuestros experimentados abogados de homicidio imprudencial para fundamentar y para determinar si la pérdida de su ser querido pudo haber sido prevenida poniendo en práctica unas precauciones razonables. Si encontramos que su pérdida reúne las condiciones, buscaremos, para usted, cualquier solución jurídica aplicable y demandaremos para asegurar justicia y una indemnización por sus pérdidas.