Mensaje de Diana Santa Maria

Desde que comencé mi carrera como abogada licenciada en 1985, me he dedicado devotamente a la representación de personas lesionadas por negligencia de otros. He representado a clientes de muchos caminos de la vida y de diferentes paises alrededor del mundo.

Nuestro personal técnico tiene extensa experiencia manejando muchas clases de lesiones personales, productos riesgosos y casos de negligencia médica. Nosotros negociamos con circunstancias que surgen de casos en la vida diaria como: accidentes de automóviles, caídas, edificaciones defectuosas, negligencia médica, y muertes causadas por descuido de otros.

Nosotros hemos manejado numerosos casos de alta envergardura en contra de compañias de seguro, hospitales, lineas aéreas, tiendas de comestibles y de departamentos, agencias del estado, compañias de alquiler de carro, así como corporaciones de la Fortuna 500. Muchos de nuestros casos han resultado en recompensas por daños que han excedido a un millón de dólares.

Nuestra meta por cada cliente es proveerlos con servicios legales de calidad que culminen en una completa compensación por los sufrimientos recíbidos bajo la ley. Cada caso por más grande o pequeño que sea es tratado con el mismo nivel de atención y profesionalismo. Nosotros guiamos a nuestros clientes a través de todo el proceso y protegemos sus intereses médicos y financieros.

Nosotros manejamos todos nuestros casos en una relación de honorarios básicos. Eso quiere decir que los clientes nos retribuyen solamente si nosotros obtenemos una compensación para ellos. Estos arreglos hacen que nuestros clientes obtengan una inmejorable representación legal, al mismo tiempo una verdadera y pura relación entre el cliente y su abogado.

En el nivel personal, nosotros nos esforzamos por ayudar a nuestros clientes volver a su vida normal después de una lesión o pérdida: es decir, a restaurar el balance y ayudar a devolverles su completa sanación física y mental.

Nosotros luchamos por lograr estos objetivos con compasión, integridad, conocimiento práctico y destreza.